Úlcera estomacal (úlcera gástrica). Mejorar gracias a la alimentación

Hoy os hablo de la úlcera estomacal, una enfermedad muy común entre la población. La historia familiar de úlcera de estómago es un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad.

Úlcera gástrica_Market Dietas

Definición de úlcera estomacal: esa pequeña herida que se desarrolla cuando se alteran los mecanismos de defensa del estómago y este puede ser atacado por los jugos gástricos, también puede verse afectado el duodeno o el esófago.

Causas.

En multitud de ocasiones la úlcera estomacal es consecuencia de una bacteria conocida como Helicobacter Pylori. Esta bacteria la tenemos la mayoría de las personas en el aparato digestivo, esto no significa que siempre se acabe desarrollando una herida gástrica de este tipo, pero si hay más probabilidades de que ocurra.

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINES): ibuprofeno, naproxeno, ketoprofeno; el ácido acetil salicílico: aspirina; los corticosteroides: medicación para la artritis, etc, también pueden ocasionar úlceras, sobre todo si se usa a largo plazo o en personas con un sistema digestivo sensible o ya afectado. Otras causas: la tensión (estrés) física o emocional y el ser fumador/a puede desencadenar o empeorar las úlceras. También se puede desencadenar por acción de una elevada producción de ácidos estomacales, alteración de los movimientos del estómago o a causa del síndrome de Zollinger Ellison.

Síntomas.

  • Dolor en el epigastrio.
  • Intolerancia ante ciertos alimentos.
  • Dolor tras la ingestión de alimentos o con el estómago vacío.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Hemorrágias y anemia.
  • Ardor de estómago.
  • Pérdida de peso.

Respuesta dietética.

La dieta varía en función de la persona o la evolución de la enfermedad. En la etapa aguda requiere la vigilancia, atención y/o tratamiento médico indicado por especialistas; durante la etapa de remisión, evolución favorable o en fase de estado (cuando no hay síntomas aunque la enfermedad siga latente porque es común la recaída) es cuando se aconsejan las siguientes pautas.

Recomendaciones dietéticas.

  • Tanto si se tiene el estómago delicado, malas digestiones y pesadez o reflujo frecuente como si ya se padece la úlcera, conviene dividir aún más las comidas diarias. Es preferible comer con mucha frecuencia pero cantidades muy moderadas en cada toma. Distribuir la alimentación en 3 o 4 tomas (desayuno, comida, merienda y cena). Se puede incluir una colación a media mañana, según horarios.
  • Llevar a cabo una alimentación lo más variada posible, excluyendo tan solo temporalmente aquellos alimentos que crean molestias y los que causan acidez o irritan la mucosa gástrica. No limites la dieta más de lo necesario.
  • No comer alimentos sólidos justo antes de ir a la cama, dejar pasar al menos dos horas.
  • No ingerir comidas abundantes, pesadas o copiosas, comer lentamente y masticar bien.
  • Preferir alimentos jugosos que apenas precisan grasa o cocción prolongada. Usar técnicas de cocción suaves: cocidos, vapor o papillote.
  • Si hay que incluir grasa de adición (aceite de oliva, de semillas o margarinas) se hará con moderación, en crudo se toleran mejor.
  • Excluir los alimentos fritos o a la plancha muy pasados, muy salados, salseados o condimentados, conservas en escabeche, encurtidos, ahumados, embutidos grasos, quesos curados, cubitos de caldo y comida precocinada. Las especias picantes como el curry, la pimienta o el chili pueden provocar dolor de estómago en personas sensibles.
  • No es aconsejable la toma frecuente de lácteos enteros. Mejor desnatados y en versiones más digestivas como el yogur o el queso fresco.
  • No incluir temporalmente alimentos con alto contenido en fibra o flatulentos (verduras crudas, legumbres enteras, cereales integrales, frutos secos, frutas secas). Las verduras mejor cocidas, en puré, mezcladas con arroz o patata. Las frutas no ácidas, asadas, cocidas, en puré o en batidos se toleran mejor.
  • Los derivados del tomate (salsas) o el zumo de cítricos pueden causar molestias en determinadas personas.
  • Sustituir el café, descafeinado, o cacao (que estimula la secreción gástrica) por achicoria, malta o infusiones suaves (romero, salvia, manzanilla, anís, etc) excepto de menta piperita si hay reflujo. No tomar bebidas carbonatadas ni cantidades excesivas de azúcar, olvida el alcohol. La mejor bebida es el agua con diferencia pero se toleran bien caldos de verduras.
  • Evitar alimentos muy calientes o muy fríos que provocan irritación.
  • Ir incorporando progresivamente alimentos nuevos hasta llegar a una alimentación normal (fase de estado) y de acuerdo a las indicaciones de una dieta equilibrada.

>>>>> <<<<<

También puede que te interese leer:

>>>>> <<<<<

 

________________________________________

“Visita aquí
la Zona VIP
Market Dietas”

________________________________________

Tu Dietista Mari Carmen Ramírez
Market Dietas
Market Dietas Store

Bibliografía:

  • Harrison. Manual de Medicina; Kasper,Braunwald, Fauci, Hauser, Lonngo, Jameson; 17Aª Edición; 2010; Mc Graw Hill-Interamericana Gral.
  • Guía clínica de la úlcera péptica. Asociación Española de Gastroenterología.
  • Nutrición y dietoterapia. Carroll Lutz, Karen Przyulski; 5ª Edición; 2011; Mc Graw Hill-Interamericana Ed. México.
  • MedlinePlus. Biblioteca nacional de EE.UU. NIH Instituos Nacionales de Salud.
  • Photo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s