Cuidar el páncreas con la alimentación

El páncreas es un órgano que está situado en el sistema digestivo y endocrino de los vertebrados. Es una glándula mixta que tiene dos funciones: endocrina y exocrina.

páncreas y alimentación

  1. Endocrina. La función endocrina es la encargada de segregar y producir dos hormonas importantes: la insulina y el glucagón. Las células beta producen insulina que disminuyen los niveles de glucosa en sangre; las células alfa producen glucagón que elevan el nivel de glucosa en sangre; las células delta producen somatostatina.
  2. Exocrina. Produce jugo pancreático que se vuelca a la segunda porción del duodeno. Las enzimas del jugo pancreático regulan el metabolismo de las grasas.

Excepto las personas que sufren diabetes, enfermedad en la que el funcionamiento del páncreas está alterado, el resto tenemos bastante olvidado este órgano a pesar de su importancia y de las peligrosas consecuencias de que se dañe. Un cambio de hábitos alimentarios bruscos, como los excesos en los fines de semana de comidas copiosas y/o alcohol, es mejor evitarlos para no perjudicarlo.

El páncreas desempeña un papel fundamental en el proceso digestivo, ayudando a metabolizar la comida a través de los jugos que genera. Además, su otra gran función es la producción de insulina. Esta hormona regula, junto con otras, la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre, que actúa como un generador de energía y pone a las células en movimiento para realizar sus actividades.

Por qué “falla” este órgano.

Si algo le ocurre al páncreas, la primera consecuencia es que se puede disparar la glucosa, algo muy perjudicial para los diabéticos. Pero recuerda que, aunque no sea tu caso, si su funcionamiento se altera también puede acarrearte consecuencias serias para la salud de este órgano.

  • Un exceso de bebidas alcohólicas. Pueden ocasionar el bloqueo de los conductos pancreáticos pequeños, lo que provocaría una eventual pancreatitis (inflamación del páncreas).
  • El consumo de grasas y/o azúcares refinados. No lo beneficia, como ocurre con el resto de órganos del aparato digestivo.
  • La deshidratación. Inhibe la producción de insulina en el páncreas y, como resultado, puede resentirse todo su metabolismo. Con el calor este punto cobra especial importancia, por eso hay que mantenerse correctamente hidratado, ya sea con agua, infusiones o zumos de frutas naturales.
  • Las infecciones o el estrés. Estas alteraciones también varían la concentración de glucosa en sangre aunque el páncreas funcione de forma normal.

Comidas frescas y naturales para mantener su equilibrio.

Una alimentación variada y baja en grasas contribuye a evitar trastornos en el páncreas. Por ello te conviene:

  • Comer verduras y frutas a diario. Debes consumir cinco raciones de estos alimentos. Toma también legumbres dos o tres veces por semana, por ejemplo en ensaladas (garbanzos, lentejas y tomates aliñados con una pizca de orégano o lentejas salteadas con pimentón y espinacas). Sus antioxidantes,  fitonutrientes y fibra refuerzan la salud pancreática.
  • Elige tus raciones de lácteos desnatados o semidesnatados.
  • Técnicas de cocción. Cocinar carnes, pescados y verduras a la plancha, al horno, papillote o al vapor. Dar preferencia a los pescados antes que a las carnes y de estas últimas elegir las partes más magras.
  • Evitar los embutidos grasos. O bien limitar su consumo porque aportan un alto porcentaje de grasas saturadas. Tampoco te excedas con las frituras y usa el horno para freír con la técnica que te explico en el siguiente artículo en colaboración con Tudiet ⇒“Cómo freír en el horno y ahorrar calorías”.
  • Reducir las bebidas gaseosas y alcohólicas. Las bebidas gaseosas no te hidratan de forma efectiva. El alcohol te deshidrata e intoxica a tu organismo incluido el páncreas. El café es mejor beberlo con moderación ya que también deshidrata al incrementar el volumen de orina. La mejor bebida para hidratarte es el agua.
  • Reduce la sal. Además de provocar hipertensión arterial causa deshidratación.

Alimentos que lo protegen.

  • Aceite de oliva. Un estudio del departamento de Fisiología Digestiva y Nutrición de la Universidad de Granada ha demostrado que este alimento fortalece las células del páncreas y las hace más resistentes a diferentes agentes tóxicos como el alcohol.
  • Vitamina E. Su efecto antioxidante contribuye a prevenir el cáncer de páncreas ya que neutraliza el avance de las células cancerígenas. Esta vitamina se encuentra en los cereales integrales, la soja, las verduras de hoja verde y los frutos secos.

>>>>>> <<<<<

 

________________________________________

“Visita la Tienda Online
Market Dietas Store aquí”.

________________________________________

Tu Dietista Mari Carmen Ramírez
Market Dietas
Tienda: Market Dietas Store
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s