Tipos de grasas de almacén en tu organismo

Que almacenamos grasa en nuestro cuerpo es algo que todos tenemos claro ¿verdad?. Pero, ¿sabías que existen distintos tipos de grasa y que no todos se merecen esos calificativos tan poco cariñosos que están rondando por tu mente?. Vamos a verlo.

Tipos de grasa corporalEl que el hombre tenga la capacidad de almacenar energía en forma de depósitos de grasa no es una maldición, como mucho pudiéramos pensar, sino una ventaja evolutiva que hizo a la especie humana sobrevivir en los períodos de hambruna a lo largo de su historia. De esta forma, los que se salvaron de la extinción fueron los humanos con mayor capacidad de almacenar reservas de grasa, y esta puede ser la razón de que actualmente sea más común encontrar personas con tendencia a la obesidad que a permanecer delgados.

En nuestro organismo debemos distinguir distintos tipos de grasa, pues no todos actúan de la misma forma ni tienen por qué ser perjudiciales:

  • Grasa parda.

A pesar de lo feo que suena el nombre deberíamos adorarla porque se comporta como la masa muscular, es decir, nos hace consumir energía incluso estando en reposo. La finalidad de la grasa parda es quemar energía para subir la temperatura del cuerpo cuando hace frío.

Es un tipo de grasa que presentan los recién nacidos para ayudarlos a mantener la temperatura corporal que se va perdiendo, por desgracia, al cumplir años. De todas formas, aunque hasta hace poco se pensaba que desaparecía al abandonar la niñez, se ha descubierto que en la edad adulta aún se conservan algunas reservas y que son precisamente las personas con tendencia a permanecer delgadas las que las poseen en mayor cantidad.

  • Grasa blanca.

Es la que se acumula en “zonas estratégicas” de nuestro cuerpo (habitualmente donde menos queremos…) formando los llamados michelines. Pero tampoco debemos demonizarla; su función es la acumulación de reservas de energía para periodos de necesidad y además tiene otras misiones como producir adiponectina, hormona que ayuda a regular la producción de insulina participando en el metabolismo de los azúcares y los ácidos grasos.

Hay que tener en cuenta que los adipocitos, o células en los que se almacena la grasa blanca, se crean en la niñez-adolescencia, de ahí de la importancia de la alimentación desde pequeños. A partir de la edad adulta lo único que haremos es expandir o encoger estas células según las rellenemos de más o menos grasa.

La mayoría de las mujeres acumulan esta grasa blanca alrededor de las caderas y muslos, mientras en los hombres se acumula en la zona abdominal. Aunque no nos lo parezca esta grasa de la zona baja del cuerpo nos protege, a las mujeres de enfermedades como la diabetes y las cardíacas, pues segrega hormonas beneficiosas como la nombrada adiponectina y la leptina (hormona reguladora del apetito), frente a la grasa abdominal, que libera sustancias perjudiciales relacionadas con la inflamación.

Este papel protector de la grasa blanca lo vamos perdiendo cuando se aproxima la menopausia, ya que la caída de los niveles de estrógenos hace que la grasa acumulada en caderas y muslos se vaya desplazando hacia la zona abdominal.

  • Grasa visceral.

Grasa visceral

Es grasa blanca que se ha ido acumulando, como su propio nombre indica, en la zona abdominal entre las vísceras, no en el tejido subcutáneo. Su peligrosidad radica en que segrega unas sustancias llamadas citoquinas que promueven la inflamación de los tejidos, así como aumentan la liberación de hormonas del estrés como el cortisol, afectando a la producción de insulina y favoreciendo la aparición de patologías como enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Por si no fuera suficiente, un estudio reciente de la Universidad de Harvard revela que las personas con altos niveles de grasa visceral son más propensas a la pérdida de masa ósea y como consecuencia a fracturas.

Desde el punto de vista de la salud, preocupa menos una mujer con exceso de grasa a nivel de las caderas que con una cantidad excesiva de grasa visceral. De todas formas, les advierto que, a pesar del papel protector  de esta grasa blanca en la zona baja del cuerpo, deben tener en cuenta que a medida que a medida que se aproximen a la menopausia, el exceso de grasa se convertirá en peligroso al situarse en la zona abdominal y, por tanto, cuanto antes recuperemos unos valores de grasa saludables, mejor.

Algo bueno (sí, bueno) de la grasa visceral es que responde muy bien al ejercicio aeróbico. Un estudio ha demostrado que, a igualdad de tiempo dedicado al ejercicio, perdían más grasa visceral las personas que realizaban ejercicio aeróbico, como correr, que aquellas que se focalizaban en ejercicios de resistencia.

  • Celulitis.

CelulitisLa celulitis no es nada más (y nada menos) que la consecuencia de que la grasa blanca se ha acumulado de forma excesiva en los adipocitos y estos han aumentado su volumen de forma que impiden el correcto drenaje de los tejidos; el líquido intercelular se espesa, la microcirculación no funciona de forma adecuada, se acumulan toxinas y se produce una inflamación que da a esos tejidos el indeseado aspecto de “piel de naranja”.

No tiene por qué ir asociada con sobrepeso u obesidad; un 90% de las mujeres la padecen en mayor o menor grado debido, por una parte, a que almacenamos un porcentaje mayor de grasa que los hombres y, por otra, a que su aparición va muy ligada a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo femenino.

Ahora entenderéis la importancia en consulta a las mediciones de esta grasa que hacemos mediante bioimpedancia. Aunque los valores con este método de medida no son tan exactos como los obtenidos con otros medios más sofisticados, si conseguimos tener una orientación sobre la distribución de la grasa corporal.

Tanita BC-545N. Como ejemplo esta Tanita. B.C-545N – Monitor de composición corporal para medición segmentada que puedes adquirir en Amazon.

“Visita la Tienda Online
Market Dietas Store aquí”.

________________________________________

Tu Dietista Mari Carmen Ramírez
Market Dietas
Tienda: Market Dietas Store
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s