La vitamina D cuida tu organismo

La vitamina D no solo es necesaria para tus huesos. También lo es para el corazón o para alejar la obesidad, por eso hay que asegurarse unos buenos niveles.

sol vitaD Photo Compfight

¿Porqué es importante la vitamina D?

La vitamina D es clave para el buen funcionamiento del organismo, participa en los procesos de absorción y fijación del calcio y el fósforo en los huesos y, por tanto, necesaria para una correcta salud ósea. Además de formar parte de la estructura de huesos y dientes su función va mucho más allá: se sabe que también en esencial para el funcionamiento del sistema nervioso, el sistema inmune y que su carencia aumenta el riesgo de obesidad o enfermedades cardiovasculares. Por tanto, todos deberíamos asegurarnos un correcto aporte de vitamina D, pero especialmente las mujeres durante la menopausia: un 64% sufre carencia, y justo en una etapa en la que la falta de estrógenos ya pone en juego la salud ósea y del corazón además de favorecer la obesidad.

Analizando nuestros hábitos.

¿Tomamos suficiente cantidad?
  • Las necesidades diarias de vitamina D están entre los 400 y los 600 UI (las embarazadas necesitan 500 UI diarias y los niños prematuros, hasta 1000 UI al día).
  • A través de la dieta solo se obtiene el 10% de la necesaria. El resto se logra gracias al sol, ya que nuestro cuerpo la forma a partir de la exposición a sus rayos.

Cómo evitar carencias. Asegúrate un buen nivel.

La deficiencia de vitamina D en el organismo provoca una disminución en la absorción de calcio por el intestino que produce unos niveles de calcio en sangre disminuidos. Debes incluir en tu dieta alimentos ricos en esta vitamina, no olvides:

  • Apúntate al pescado azul. Sardina, caballa o boquerón son buenas fuentes de vitamina D y además cuidan tu salud cardiovascular. Tómalos 3 veces a la semana.
  • Tomar leche desnatada o enriquecida con vitamina D. Opta también por yogures, bebida de soja o alimentos enriquecidos con esta vitamina.
  • Añadir guarniciones a base de setas. Son ligeras, muy saciantes y buena fuente de esta sustancia.
  • No prescindas de los huevos. Son muy ricos en vitamina D,  esta vitamina se concentra sobre todo en la yema.
  • Otras fuentes alimenticias. Aceite de hígado de pescado, margarina, leche y productos lácteos.
  • Aprovecha la primavera para tomar el sol con moderación y vitaminarte de forma natural. En invierno, su déficit aumenta un 40%. Para evitarlo pasa el tiempo al aire libre para que te dé el sol (su principal fuente) y cuida tu dieta. La luz del sol estimula la transformación de provitamina D a vitamina D en la piel. La exposición al sol durante unos 10 minutos, 3 o 4 días a la semana garantiza unos niveles adecuados de esta vitamina en el organismo.
  • Los complementos te ayudan pero solo si tienes una carencia diagnosticada (se comprueba en una analítica) y tu médico es el responsable de recetarte dichos complementos.

¿Sabías que…? El cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Por eso, con frecuencia se denomina a la vitamina de la “luz del sol“. La vitamina D producida en la piel se almacena en el tejido adiposo y en el músculo a partir de donde es utilizada.

________________________________________

“Visita la Tienda Online
Market Dietas Store aquí”.

________________________________________

Tu Dietista Mari Carmen Ramírez
Market Dietas
Tienda: Market Dietas Store
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s