Habas tiernas, alimento sano de temporada

España es el país europeo que más las consume. Muchos deberían seguir nuestro ejemplo, ya que son fuente de proteína vegetal, hierro y vitaminas. Desde Market Dietas desgranamos la fuente de salud de esta noble legumbre.

Habas tiernas, alimento sano de temporada_Market Dietas

Lo que durante años se ha considerado un alimento de “pobre” es ahora, para muchos, una delicatesen. Su particular sabor (ligeramente amargo) y sus propiedades nutricionales son las principales responsables de su resurgir como alimento estrella.

Su mejor temporada.

En el mercado, las habas tiernas se pueden encontrar frescas, envasadas al vacío, enlatadas, congeladas, solas o en menestra junto a otras verduras y hortalizas. Pero en el caso de comprarlas frescas, debes tener en cuenta que su mejor temporada comienza en estos meses. Y es que esta legumbre está en su punto óptimo desde finales de invierno hasta principios de mayo.

A la hora de comprarlas…

Deben estar “crujientes” y presentar un color verde brillante. Si al doblarlas se rompen o tienen manchas de color marrón quiere decir que no están frescas.

Cómo debes conservarlas:

A temperatura ambiente en un lugar fresco, seco y protegido de la luz durante tres o cuatro días. Si quieres que se mantengan durante más tiempo, lo mejor es que las guardes en el frigorífico o que las congeles.

Fáciles de digerir…

Las habas frescas son un alimento recomendable si se quiere llevar una dieta equilibrada debido a sus propiedades nutritivas.

Son muy buena fuente de proteína vegetal.

Tómalas combinadas con cereales (arroz, cuscús…) para que la calidad de estas sanas proteínas sean aún mayor.

También destaca su gran aporte de fibra.

La mayor parte de la fibra procede de la piel, que favorece el tránsito intestinal pero también la flatulencia. Aunque tiernas resultan mucho más digestivas que secas, las habas pueden provocar gases y molestias intestinales. Evítalo tomando un yogur natural como postre, añadiéndole comino, tomando una infusión de manzanilla o menta poleo.

Contiene muy poco volumen de grasa.

Y además en insaturada (es grasa vegetal “de la buena”).

Aporte de vitaminas.

Destacan el ácido fólico, las vitaminas B1 y C (en este último caso, la mitad de la que puede contener un cítrico). En cuanto a los minerales, son especialmente ricas en hierro y magnesio.

…y de preparar.

Si las habas son muy tiernas se pueden consumir crudas y desgranadas. Otra posible opción es guisarlas sin necesidad de quitarles la vaina (bastará con eliminar las puntas y trocearlas). Eso sí, las más grandes deben desgranarse antes de cocerse. En guisos, en purés y potajes quedan muy sabrosas. También puedes prepararlas acompañadas de otras verduras aromatizadas con unas hojas de menta, jamón o huevos al plato.

Las diferencias con las secas.

En el mercado también puedes encontrar habas secas durante todo el año. Es una buena opción si las frescas no están de temporada, pero debes saber que sus propiedades varían bastante.

Su aporte nutricional se multiplica.

100 gr de habas secas contienen 317 kcal, 9,5mg de hierro y 19,40 gr de proteínas, mucho más que si eliges la variedad fresca. Para que no se deterioren, consérvalas en un recipiente hermético y en un lugar fresco y seco.

Úsalas como una legumbre más.

Por ejemplo, puedes sustituir las alubias o los garbanzos de un guiso por un puñado de habas secas.

Populares desde la antigüedad.

El uso de las habas en la cocina tiene muchos siglos de historia. Romanos y griegos ya eran grandes consumidores, y las tomaban tanto crudas como cocidas. Incluso las usaban para elaborar pan. Durante la Edad Media las habas secas ocuparon también un lugar destacado en la alimentación de la población para hacer frente a las frecuentes hambrunas. Se convirtieron así en uno de los alimentos básicos en la dieta hasta que fueron desplazadas por la alubias, que llegaron a Europa tras el descubrimiento de América.

Mucha fibra & pocas calorías.

Introduce este sano alimento en tus menús y te beneficiarás de su gran número de propiedades. Puedes hacerlo de muchas formas: guisadas, salteadas o como un ingrediente más en originales ensaladas.

Composición nutricional por 100gr:
  • Calorías: 54,25
  • Hidratos de carbono: 8,6gr
  • Proteínas: 4,6gr
  • Fibra: 4,2gr
  • Grasa: 0,4gr
  • Vitamina B1: 0,17mg
  • Magnesio: 28mg
  • Hierro: 1,7mg
>>>>> <<<<<

También puede que te interese leer:

>>>>> <<<<<

 

 ________________________________________
“Visita aquí
la Zona VIP
Market Dietas”
 ________________________________________
Tu Dietista Mari Carmen Ramírez
Market Dietas
Market Dietas Store

www.marketdietas.com
Síguenos en: Facebook | Twitter | Instagram | Google+ | Pinterest

Image. Flickr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s