Complementa el menú escolar

En el cole los niños aprenden, juegan, hacen ejercicio y ¿comen bien?. En este post te doy algunos consejos y requisitos que debe cumplir el menú del comedor escolar, y cómo adaptarlo y combinarlo a la alimentación que reciben en casa.

Sweet Memories58

Vamos a repasar las rutinas que a nuestros pequeños les resultan un mundo pero que es bueno resaltar para que les sea mucho más fácil la fase de adaptación llegada una época de cambios. Madrugar y sobre todo comer fuera de casa es una aventura que no siempre es fácil para los pequeños. Los padres son los primeros responsables de la alimentación de sus hijos, y por tanto deben asegurarse de que el menú escolar que van a tomar sea saludable, y luego en casa complementarlo de forma equilibrada.

Los hábitos alimenticios fuera de casa influyen sobremanera a los más pequeños y hay que cuidarlos. El comedor escolar desempeña una función educativa y debe servir para fomentar una dieta variada y equilibrada. En contra de lo que cabría pensar, estos comedores no siempre cumplen unos requisitos básicos: según estudios recientes, solo 4 de cada 10 ofrecen menús nutritivos y equilibrados.

El comedor escolar debe cumplir unas máximas, como son que los menús se adapten a ciertas recomendaciones dietéticas en lo que a porciones o raciones se refiere y que tenga en cuenta la composición energética y nutricional de los distintos platos. Está en juego la salud de los más pequeños:  un 15% de la población entre 5 y 9 años presenta obesidad, y hasta un 21% sobrepeso.

Cuestiones básicas a tener en cuenta a la hora de valorar el menú del colegio de nuestros hijos.

  • Un menú completo y saludable debe contemplar: primer plato, segundo plato con guarnición, postre, pan y agua. De esta manera se garantiza una ingesta variada y equilibrada, con la inclusión de alimentos representativos de los grupos básicos de la alimentación.
  • La dieta mediterránea nos brinda una rica oferta de alimentos muy equilibrados desde el punto de vista nutricional. Un menú variado debe incluir, al menos, tres grupos de alimentos. Así, si contiene un primer plato del grupo de los farináceos (arroz, pasta, patatas, legumbres), el segundo plato debe ser proteico (carne, pescado, huevo), acompañado de verduras y hortalizas o viceversa.
  • Los alimentos ‘prohibidos’. Los dulces solo se aportarán en “determinados momentos u ocasiones especiales”. De postre, mejor fruta fresca alternada con lácteos (leche o yogur antes que derivados como las natillas o los flanes).
  • La comida del medio día debe cubrir alrededor del 35% de las necesidades energéticas diarias del alumno, por lo que habrá que adaptar los tamaños de las raciones a los requerimientos de los distintos grupos de edad. Por ejemplo, un niño de 4 años necesita una ingesta recomendada de energía al día de unas 1700 kcal, de las que debe obtener 600 en la comida, mientras que la cifra se eleva a 950 en el caso de un adolescente de 13 años (de un total de 2750 kcal).
  • En el caso de los niños menores de 2 años, “se les debe tratar con algo más de consideración, las texturas y cantidades han de ser algo distintas”. Eso sí, las verduras y hortalizas trituradas o en purés solo deben ofrecérseles en su justa medida. “Los niños tienen que habituarse a masticar y a degustar todo tipo de alimentos, algo que en ocasiones no suelen hacer. Esto puede perjudicar su dieta a la larga, al hacer que eviten alimentos beneficiosos para su salud.
  • Los profesionales encargados de la cocina deben usar diversas técnicas culinarias, tales como la plancha, el horno, el guiso, el estofado… pero no abusar de fritos y empanados.
  • De extrema importancia es el hecho de que el menú contemple modificaciones por enfermedades como la diabetes, las alergias alimentarias o las celiaquías.

También en casa.

Por supuesto, tan importante es vigilar la calidad del menú escolar como asegurarse de complementarlo correctamente con el resto de ingestas que el niño realiza en casa. ¿La clave? Un desayuno completo (leche, fruta, zumo natural, cereales…); meriendas nutritivas y cenas ligeras. Además, siempre ayuda que la presentación de los alimentos sea original y llame la atención a la vista, al olfato y al gusto. Unos buenos hábitos alimenticios en el hogar hará a los pequeños más fácil la adaptación a la vida fuera de casa.

Post chic@s

*Esta tabla es orientativa, cada niño tiene unos requerimientos específicos según distintos criterios entre los que se encuentran: tipo de actividad física, edad o talla.

________________________________
“Visita la Tienda Online
Market Dietas Store aquí”.

________________________________________

Tu Dietista Mari Carmen Ramírez
Market Dietas
Tienda: Market Dietas Store
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s