Aloe vera como alimento

Su nombre procede del árabe “alloeh = amargo” y la palabra “vera” del latín”verum = verdadera”. El nombre hace referencia al sabor amargo de su jugo y al hecho de que esta especie se considera la auténtica, la verdadera con respecto a otros tipos de aloes. Sus distintas aplicaciones cosméticas y las múltiples propiedades regeneradoras que los expertos atribuyen al aloe vera convierten a esta planta especial en una aliada inestimable en cualquier época del año. No es casual por ello que a esta planta también se la conozca como “la medicina del desierto”.

aloe vera

Photo Compfight

De todas las especies vegetales conocidas pocas reúnen las propiedades curativas del aloe vera. Es una sola planta que posee más de 200 componentes fundamentales para el organismo humano y se ha contrastado que revitaliza la piel y acelera los procesos de reproducción de células nuevas, cicatrización y eliminación de células muertas. Por eso el aloe vera se ha ganado apelativos como los de “planta milagrosa”, “medicina del desierto” o “planta de primeros auxilios” por su rápida efectividad y fácil aplicación. Indicada para tratar quemaduras, cortes y heridas, detener hemorragias o prevenir infecciones.

El aloe vera es una asombrosa mezcla de antibiótico, desinfectante, astringente, agente coagulante, inhibidor del dolor, analgésico (ácido salicílico) y estimulante del crecimiento y regeneración de los tejidos.

La planta denominada “milagrosa” y sus nutrientes.

Desde el punto de vista nutricional el aloe vera contiene:

  • Hidratos de carbono. Glucosa, fructosa, manosa acetilada, arabinosa, galactosa.
  • Vitaminas. Vitaminas A y C, y vitaminas del grupo B: ácido fólico, niacina, tiamina, riboflavina.
  • Mucílagos y otra fibras.
  • Taninos, fitoesteroles, antraquinonas.
  • Aminoácidos. Arginina, glisina, licina, glutamina, histidina, serina.
  • Minerales. Calcio, magnesio, potasio, zinc, fósforo, hierro, manganeso, aluminio, selenio.

Aloe vera como alimento. Beneficios de su uso interno.

Para la acidez de estómago, la úlcera gástrica y la digestión.

Las propiedades antiulcéricas del aloe vera proceden probablemente de su riqueza en mucílagos que recubren la mucosa gástrica suavizándola, protegiéndola y disminuyendo la acidez. Otros componentes antiulcéricos: glutamina, glicina, histidina, betacarotenos y zinc.

El aloe vera es también tónico, purgante, estimulante de la formación y secreción de bilis y ayuda a eliminar los parásitos intestinales por lo que se convierte en un gran aliado de nuestro sistema digestivo en los días en los que comemos en exceso y tenemos indigestión. Además, estimula el apetito, facilita la digestión y reduce los molestos gases.

Se ha comprobado además que mejora la función hepática, aumenta las defensas (refuerza el sistema inmune), interviene en la formación de proteinas, neutraliza el efecto de las toxinas microbianas y resulta un excelente reconstituyente merced al gran caudal de nutrientes que aporta al organismo.

El látex para el estreñimiento.

El látex es la capa amarillenta y amarga que se encuentra inmediatamente después de las hojas cuando se hace el corte. Este látex resulta laxante gracias a las antraquinonas y su contenido en magnesio que aumentan los movimientos peristálticos del intestino.

¿Para el cáncer y enfermedades inmunitarias?

Se están realizando estudios sobre si su contenido en componentes antioxidantes podría otorgarle propiedades anticancerígenas o adecuadas para estimular el sistema inmunitario. No existen pruebas definitivas sobre si puede ser realmente útil en la prevención y tratamiento del cáncer o enfermedades en los que el sistema inmune se vea comprometido (sida, gripe).

¿Para el colesterol o la diabetes?

Algunos estudios parecen indicar que la ingestión de aloe vera es capaz de reducir el colesterol en algunos pacientes que se someten a un tratamiento con su ingesta (solo 1/3 de los pacientes). En cuanto a la diabetes se está estudiando si el aloe vera es capaz de disminuir el azúcar en sangre en personas con diabetes tipo II, aun no existen evidencias.

No abuse. Toxicidad, contraindicaciones, interacción con medicamentos.

Utilizado internamente el gel aloe vera no suele presentar toxicidad aunque hay casos de personas muy sensibles a este producto que han sufrido problemas de hígado.

Eso sí, el aloe vera no es una panacea y aunque sus efectos beneficiosos son innumerables hay que hacer un uso responsable. Por ejemplo, si se consume en forma de bebida la dosis diaria recomendada es de 20-25 mililitros antes de cada comida y no es recomendable exceder esta dosis al día. Si consumes más de esa cantidad podrías sufrir una leve congestión en los intestinos o aumentar la intensidad de la hemorragia menstrual.

No lo deben tomar embarazadas o en el periodo de lactancia porque su efecto depurativo y desintoxicante puede provocar abortos y su efecto laxante producir diarreas en el lactante. No se aconseja que lo tomen niños menores de 12 años porque les puede provocar una gran diarrea con pérdida de nutrientes y deshidratación.

No suministrar en enfermos con síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn. No tomar si se padece hemorroides. No consumir antes o después de una intervención quirúrgica.

Los preparados de aloe vera pueden interferir con los siguientes medicamentos, suplementos o hierbas medicinales:

  • Diuréticos. Los diuréticos se utilizan para eliminar líquidos del organismo. El aloe aumenta las defecaciones por lo que se elimina más potasio. La combinación de productos de aloe vera con medicamentos diuréticos o plantas diuréticas, podría disminuir demasiado el nivel de potasio en el organismo.
  • Laxantes. El uso del aloe vera con otros laxantes podría fluidificar demasiado las deposiciones y hacerlas demasiado abundantes, lo cual produciría una pérdida demasiado grande de agua y de minerales del organismo.
  • Antidiabéticos. El uso de aloe vera parece disminuir el nivel de azúcar en la sangre. Combinado con medicamentos o remedios contra la diabetes podría bajarlos demasiado. Está en fase de estudio, mejor no tomarlo si eres diabético.
  • Anticoagulantes. El aloe vera fluidifica la sangre. Usado con medicamentos anticoagulantes o remedios naturales contra la coagulación de la sangre podría producir hemorragias.
  • Estimulantes del corazón. Al modificar los niveles de potasio, el aloe vera puede interaccionar con medicamentos que estimulan el corazón o con remedios naturales para la misma finalidad, los llamados glucósidos cardíacos (digital y similares).
  • Corticoides. El aloe vera puede potenciar la acción de los corticoides por lo que podría ser necesario disminuir la cantidad de corticoides aplicada.
  • Medicamentos. Dado que el aloe vera suele incrementar las deposiciones, su uso podría disminuir en general los efectos de los medicamentos.

________________________________________

“Visita la Tienda Online
Market Dietas Store aquí”.

________________________________________

Tu Dietista Mari Carmen Ramírez
Market Dietas
Tienda: Market Dietas Store
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s